Medicina Regenerativa y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

La medicina regenerativa es el futuro de las prácticas médicas en todo el mundo. Un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. titulado “2020: Una visión – un nuevo futuro para la medicina regenerativa “, afirma que la medicina regenerativa será la vanguardia en salud del siglo 21. En general, los médico s, los científicos y otros esperan que el uso de la medicina regenerativa permita la reparación de tejidos dañados y órganos dañados y una mejor calidad de vida para aquellos que sufren de trastornos debilitantes. Gracias a algunos avances en el campo de la medicina regenerativa y en terapias de células madre, el Instituto Nacional de Salud y Academias Nacionales de los Estados Unidos, reconocen la medicina regenerativa como uno de los componentes más prometedores en la práctica médica.

En la actualidad, desde avances como los trasplantes de médula ósea para trastornos hematológicos hasta las plataformas de células madre obtenidas mediante biotecnología, para el reemplazo de tejidos y la producción de células madre pluripotentes autólogas (de uno mismo) para diagnóstico, tratamiento y terapias, es lo que hace tan fascinante a la medicina regenerativa. Se presume que en el futuro cercano, las células madre serán capaces de reemplazar órganos. Aunque actualmente, las células madre no son una cura para muchas enfermedades, pueden ser beneficiosas para mejorar la calidad de vida de aquellos que sufren de enfermedades incurables.

Los tratamientos con células madre se basan en el principio de rejuvenecimiento – reemplazo – regeneración – lo que se llama el efecto R3. En resumen, las nuevas células del mismo órgano/donante (rejuvenecimiento), el trasplante de células (reemplazo) y en última instancia el crecimiento de nuevo tejido (regeneración) contribuyen a la homeostasis con el fin de mejorar la salud o la calidad de vida. Este paradigma se ha demostrado con miles de pacientes que participan en estudios clínicos de células madre en todo el mundo, en varias enfermedades, desde el infarto de miocardio agudo a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Se estima que hay más de 200 millones de personas afectadas con EPOC y más de 3 millones de muertes por esta enfermedad al año. Por otra parte, en las últimas décadas, la prevalencia de la enfermedad ha ido en aumento, tanto en hombres y mujeres, debido en parte a un aumento del consumo de tabaco. La EPOC es una de las principales causas de morbilidad en el mundo, con un estimado de 80 millones de personas con síntomas de EPOC moderada a grave. Más importante, es que los afectados por la enfermedad representan una carga económica directa e indirecta. En la actualidad, no existe una cura para la EPOC, sólo tratamientos diseñados exclusivamente para aliviar los síntomas y detener la progresión de la enfermedad.

Hay varios estudios que demuestran el uso de células madre en enfermedades pulmonares. Por ejemplo, en modelos animales con fibrosis pulmonar, se ha demostrado que las células madre controlan la progresión de la enfermedad y reducen la fibrosis pulmonar. Además, otros modelos de enfermedades pulmonares experimentales han demostrado que las células madre reducen la inflamación y lo más importante, la mortalidad. En 2009, Osiris (NASDAQ: OSIR ) con sede en los EE.UU., comenzó estudios clínicos con células madre para la EPOC. Estos estudios se encuentran ahora en la fase II de ensayos clínicos, y los resultados más recientes demuestran una reducción de la inflamación en pacientes con EPOC.

Dos empresas de medicina regenerativa de vanguardia, DaVinci Biosciences LLC (Costa Mesa, CA) y Rehealth Regenerative Therapies (Guadalajara , MX ) han estado colaborando desde hace varios años para desarrollar tratamientos con células madre para la EPOC. DaVinci Biosciences es una compañía enfocada en la investigación científica, la misma que provee a Rehealth de tecnología en células madre y su experiencia en cultivo de células. Rehealth lleva ya varios años ofreciendo terapias de células madre (terapias regenerativas) y está aprobado por la Comisión Federal Para La Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) – institución mexicana equivalente a la FDA.

Rehealth está autorizada por las autoridades, para trasplantar células madre autólogas aisladas de la médula ósea (células madre hematopoyéticas) del mismo paciente. Las células se aíslan a partir de la cresta ilíaca (cadera), se purifican mientras el paciente espera y, se trasplantan horas más tarde. El paciente normalmente es enviado a casa el mismo día (procedimiento ambulatorio) después de realizársele varias pruebas para su alta.

En colaboración con DaVinci Biosciences, Rehealth utiliza un tipo diferente de célula madre que se ha mostrado prometedor en varios estudios. Estas células madre denominadas células madre mesenquimales (MSCs) también están aisladas de la cadera del paciente, pero requieren una etapa de purificación y expansión en un ambiente de sala limpia/estéril. Las MSC requieren aproximadamente 3-4 semanas para purificarse, se expanden y se prueban antes de ser trasplantadas por vía intravenosa.

En el campo de la medicina regenerativa, las MSC han estado en la vanguardia por varios años, con el aval de más de 17.000 publicaciones científicas. Hay cientos de estudios clínicos en todo el mundo sobre las MSC. Recientemente, la FDA coreana aprobó el uso de las MSC para el infarto agudo de miocardio. Lo que hace que estas células sean únicas y que estén a la vanguardia de la medicina regenerativa, son sus propiedades endógenas. Las MSC tienen propiedades angiogénicas; esto significa que pueden producir nuevos vasos sanguíneos dentro de nuestro cuerpo. En el caso de muchas enfermedades, esto puede ayudar a proporcionar un nuevo flujo de sangre al tejido dañado. Esto hace que las células contribuyan en la reparación del corazón, cerebro y otros órganos. En el corazón, el cerebro y los pulmones, el flujo sanguíneo adecuado es vital para mantener la salud. Además, las células liberan factores de crecimiento. Estos factores de crecimiento pueden ayudar en la reparación del tejido dañado. Por ejemplo, en la diabetes estas células pueden ayudar a las células dañadas del páncreas a producir nueva insulina y en el caso de la EPOC se podría reducir y/o inhibir la formación de fibrosis en el pulmón.

Basándose en hallazgos científicos pasados y en nuestra experiencia con células madre, Rehealth en colaboración con DaVinci Biosciences se encuentra investigando el uso de las MSC para el tratamiento de la EPOC. El estudio se diseñó para medir los parámetros específicos que se encuentran en los pacientes afectados con EPOC en varios puntos de tiempo tras la aplicación de este método actual de trasplante de células madre y el trasplante de las MSC. Se medirán parámetros como el consumo de oxígeno, la tolerancia al ejercicio y el sistema de clasificación GOLD (etapas I- IV de la enfermedad). Se espera encontrar una norma alternativa de atención que pueda ser beneficiosa para los que sufren de esta enfermedad debilitante.

En resumen, las células madre autólogas son muy prometedoras para varias diversas enfermedades. Se ha demostrado que las células madre pueden ser un tratamiento alternativo para la EPOC. Rehealth Regenerative Therapies y DaVinci Biosciences están abordando el uso de células madre para la EPOC en estudios clínicos definidos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas con esta enfermedad debilitante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *