Terapia con células madre para diabetes

Casi 347 millones de personas padecen diabetes en todo el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las cifras aumentan cada año y todavía no existe una cura para esta enfermedad. Se estima que 1 de cada 3 personas nacidas después del año 2000 en los Estados Unidos de América, sufrirá de diabetes en algún momento de sus vidas. En su mayoría afecta a los hispanos. Para las mujeres, la cifra aumenta a 1 de cada 2 mujeres hispanas. Por todo esto a la diabetes se la llama “la epidemia del siglo XXI”.

La diabetes es la séptima causa de muerte en los Estados Unidos y la principal causa de insuficiencia renal, amputación no traumática de miembros inferiores y, ceguera en los adultos. Las implicaciones económicas en el año 2007 entre costo total directo e indirecto de atención a esta enfermedad, en EE.UU., fueron de 174.000 millones de dólares, acorde al Center for Disease Control (CDC). Cerca del 9% de la población americana es diabética.

Sobre las bases del 2005 al 2008, en personas mayores de 20 años de edad se mostró que 35 por ciento tenía prediabetes y esa cifra se elevó a 50 por ciento en personas mayores de 65 años de edad en los Estados Unidos, acorde a los niveles anormales de A1C (hemoglobina A1C).

Contrariamente a la creencia popular, la causa de la diabetes no es el alto nivel de glucosa en sangre. Esto es sólo un síntoma de la diabetes, la causa es la insuficiencia de insulina que se produce (diabetes tipo 1) o la incapacidad de las células para captar la glucosa (diabetes tipo 2).

Sin embargo, se realizan avances diarios en la medicina respecto de esta pandemia. Hace más de una década se comenzó a tratar la diabetes con células madre. Se postuló que una inyección de células madre en las arterias que nutren el páncreas podría ayudar a mejorar la secreción endógena de insulina pancreática. Avances continuos se hacen en relación con el tipo de célula madre utilizada y las vías de administración.

Notamos en nuestro artículo sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que la medicina regenerativa es el futuro de la práctica médica en todo el mundo y un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. titulado 2020: Una visión – un nuevo futuro para los estados de medicina regenerativa que regenerativa medicina estará a la vanguardia de los tratamientos médicos en el siglo 21.”

A pesar de la persecución incesante y el progreso en estos temas, hasta el momento no es posible que las células madre sean capaces de reemplazar órganos. Afortunadamente las células madre pueden ser beneficiosos para mejorar la calidad de vida de aquellos que sufren de enfermedades crónicas, tanto progresivas como incapacitantes.

Ya sea en la salud o la enfermedad, el mantenimiento de un adecuado suministro de sangre no sólo es necesario, sino la condición sine qua non para mantener la vida y la función. De hecho, una de las contribuciones que realizan las células madre es la creación de nuevos vasos sanguíneos. Las células madre tienen propiedades angiogénicas, lo que significa que pueden producir nuevos vasos sanguíneos en el interior de nuestro cuerpo.

Medicina regenerativa para tratar la diabetes

Otra característica de las células madre es su efecto paracrino, que es la capacidad de estimular las células vecinas, mediante su presencia o anidamiento en un órgano o tejido. Este estímulo se traducirá en un incremento de las funciones que esas células ejercían y que por razón de enfermedad, trauma, lesión, u otro motivo, dejaron de cumplir.

Cientos de pacientes diabéticos tipo 2 han recibido tratamientos con células madre para su condición. Aunque la diabetes tipo 1 es menos frecuente, afectando a niños y jóvenes, se ha producido una gran cantidad de trabajo e investigación con células madre en este tipo.

Se invita a los pacientes tratados por Rehealth para mejorar los efectos del tratamiento de células, manteniendo una dieta adecuada y el mantenimiento de la actividad física al menos en caminatas diarias de 20 a 30 minutos.

Una vez más, la diabetes es una enfermedad debida a la mala nutrición celular, que progresivamente causar problemas en todos los órganos y sistemas del cuerpo. Sus consecuencias son peores con los medicamentos utilizados para tratar la diabetes, ya que no son inocuos.

Los pacientes diabéticos cuentan en el recurso de la utilización clínica de células madre, lo que les permite extender el período en que son menos propensos a complicaciones, no sólo por la enfermedad en sí, sino también por el medicamento que se utiliza para controlarlo. Obviamente, no requerir medicación o retrasar el comienzo de su uso genera beneficios a largo plazo, mayormente en lo que respecta a la calidad de vida de los pacientes.

Cada caso se analiza a fondo por nuestro equipo de profesionales en Rehealth. Le invitamos a enviarnos sus informes y exámenes para evaluar su caso y determinar si usted es un candidato para beneficiase con  la terapia de células madre para la diabetes u otras enfermedades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *