Terapia de células madre para lesiones deportivas

La terapia de células madre para lesiones deportivas constituye una nueva alternativa para atletas y personas físicamente activas.

Sin importar la edad, un sinnúmero de pacientes sufren de lesiones musculares y articulares debido a las actividades deportivas profesionales o aficionados, tales como desgarros musculares, desgarro del manguito rotador, codo de tenista, y lesiones en la rodilla. A lo largo de la vida pueden ocurrir este tipo de lesiones y constituyen un grave problema para la discapacidad funcional y el dolor.

La medicina convencional para el dolor articular y muscular incluye el uso de analgésicos, medicamentos antiinflamatorios, esteroides o medicamentos locales. Todos estos tratamientos vienen con efectos secundarios tales como gastritis, hemorragia gastrointestinal, toxicidad renal o hematológica y, no resuelven el problema en cuestión.

En la última década, el uso de células madre en lesiones deportivas ha aumentado. Según el artículo, Aplicaciones Emergentes de célula madre y Medicina Regenerativa de Lesiones Deportivas por Ajibade et al, “Las terapias basadas en células y la medicina regenerativa en lesiones deportivas ofrecen un tratamiento seguro y potencialmente eficaz para las lesiones musculo-esqueléticas relacionadas con el deporte.”

¿Por qué las células madre para las lesiones deportivas?

Debido a muchas razones, a medida que envejecemos, nuestro cuerpo no tiene la capacidad natural para sanarse a sí mismo. Después de un traumatismo o lesión, el cuerpo intenta inmediatamente auto-repararse, sin embargo la mayoría de estas lesiones deportivas se producen en células o tejidos que tienen capacidades regenerativas muy limitadas.

Células del sistema inmune, sustancias bioquímicas y moléculas se liberan en el torrente sanguíneo para limpiar la zona de los desechos de las células muertas, traer otras células para repoblar la zona, regenerar el tejido y, finalmente, hacer una cicatriz. A lo largo de este largo proceso habrá dolor, no sólo debido a la propia lesión, pero también debido a la inflamación que se puso en marcha para curar el daño.
La terapia de células madre puede abordar todas estas preocupaciones. En primer lugar, las células madre tienen propiedades que pueden controlar la inflamación (inmunorregulación). En segundo lugar, liberan factores de crecimiento que pueden estimular la producción de otras células necesarias para reparar el tejido (cicatrización de heridas). En tercer lugar, pueden aumentar la vasculatura (flujo sanguíneo) a la zona, lo que aumenta la curación. Por último, pueden reemplazar las células dañadas. Si bien las células madre no son analgésicos, pueden aliviar el dolor articular y muscular actuando sobre las causas que la provocan. Por lo tanto, un síntoma como el dolor, es controlado por el tratamiento directo de la causa.

¿Cómo se aplican?

Para lesiones deportivas, los procedimientos con células madre se realizan generalmente bajo anestesia local y se pueden complementar con una ligera sedación según la condición del paciente. La mayoría de estos procedimientos son ambulatorios, lo que significa que los pacientes son dados de alta usualmente el mismo día. Las células madre normalmente son directamente inyectadas en las zonas seleccionadas. En casos como la osteoartritis, estos tratamiento podrían evitar la necesidad de un reemplazo de la articulación.

ReHealth Terapias Regenerativas

Cada caso en ReHealth es analizado a fondo por nuestro equipo de profesionales de Medicina Regenerativa de. Permítanos evaluar su caso y determinar si usted es un candidato para nuestra terapia de células madre.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *