test-298x300

Nuestras historias

Con los años, Rehealth ha ayudado a muchas personas como usted. Nuestros médicos se enorgullecen de ofrecer la atención de más alta calidad y los mejores resultados posibles.
Esto es lo que algunos de nuestros pacientes han dicho sobre nosotros.


 

Con una herencia brasileña de Jiu-Jitsu y Judo, empecé a entrenar desde que era muy pequeño. En 17 años de competencias en artes marciales, he pasado por varias cirugías y me he lastimado muchos ligamentos. Tuve la oportunidad de entrar al programa ReHealth el año pasado después de una cirugía en mi hombro derecho, donde me rompí 3 ligamentos en un entrenamiento antes de una pelea. No puedo ni describir lo feliz y sorprendido que estoy por la efectividad de la terapia. Fue increíble lo rápido que se me quitó el dolor. Ojalá todos tuvieran la oportunidad de experimentar esto. También sentí una subida en mis niveles de energía. Volví a sentirme como un adolescente; con la energía de entrenar muy duro por la mañana para luego volver a entrenar en la noche como si nada. Mi recuperación fue buena y al cabo de 3 meses, ya estaba de vuelta practicando. Cuatro meses más tarde, ¡ya estaba peleando otra vez! De verdad recomiendo ReHealth a todos los atletas.

Danillo V
 

ReHealth consta de un equipo médico increíble comprometido a transformar su salud a través del mundo de tecnologías de longevidad basados en células, incluidas las terapias con células madre. Confío en ReHealth con mi propia salud y la salud de mi familia. Ofrecen servicios de longevidad excepcionales y tratamientos de bienestar de primera clase.


Antes de recibir mi tratamiento de células madres en ReHealth, tuve cuatro infartos, sufría de mucha fatiga, y estaba limitado a una vida muy pasiva en mi casa. Tenía que usar un marcapasos y cada vez necesitaba más nitroglicerina durante el día para tratar mis niveles medios de angina. Unas tres o cinco semanas después del tratamiento de células madres, empecé a notar que tenía más energía para caminar y tenía mucho menos fatiga cuando hacía mis cosas del día a día. Pronto ya podía subir caminando unas escaleras, de manera muy fácil y sin cansarme. Además, la necesidad de usar nitroglicerina desapareció completamente. También me di cuenta que la terapia de células madres ayudó a disminuir mi dosis de insulina. Mi úlcera diabética también se había sanado al cabo de 3 semanas. A los 67 años, le estoy muy agradecido a Dios y a estos doctores por haberme dado más tiempo en esta vida.

Alan B.
 

Hace 27 años, cuando tenía dieciocho, me diagnosticaron de Diabetes. En el 2012, me amputaron parcialmente mi pie izquierdo por una gangrena causada por la diabetes. Desafortunadamente, el deterioro en mi pie iba empeorando porque mis heridas se curaban muy lentamente. Por suerte, me dieron la oportunidad de recibir la terapia de células madre de ReHealth. Después del tratamiento, empecé a ver avances muy grandes en cómo la curación de mis heridas. Por fin, mis heridas podían curarse, lo que salvó a mi pie izquierdo de ser completamente amputado. La terapia permitió que me volviera a crecer el vello en las piernas y mejoró la circulación sanguínea en las dos piernas. Mi condición física en general ha mejorado muchísimo.

Emilio C.
 

Toda mi vida, he sido una persona con mucha energía, no tenía problemas en levantarme temprano sintiéndome fresca, descansada y lista para empezar el día. Hace casi cinco años, me diagnosticaron Síndrome de Fatiga Crónica. Esos días de mucha energía se habían ido. Había probado con muchas terapias para poder volver a sentirme así, y aunque algunas funcionaron un poco, nunca había logrado volver a sentirme como antes del diagnóstico. Cuando escuché ReHealth, literalmente salté a tomar la oportunidad esperando que esto me pudiera traer el cambio que estaba buscando. Semanas después del tratamiento, empecé a sentir cada vez más energía, a tal punto que me daba miedo que fuera a perderla de nuevo. Ahora ya pasaron meses y ¡todavía me siento fantástica! Estoy muy agradecida por la oportunidad y los cambios que la terapia de células madre ha logrado en mi vida.

Alexandra M.